#18 - Sputnik Librería Café y la personalidad de un negocio físico que mola en 360

Esta newsletter se publicó originalmente el 28/09/2022

Hola hola, ¿cómo estás?

Por aquí cerrando un septiembre agotador. Pero estoy contenta: todo aquello en lo que he estado trabajando va cogiendo forma y dentro de poquito irá viendo la luz.

Esta semana he compartido algunas reflexiones sobre PMM por Twitter. He explicado mi opinión sobre los patrocinios que vamos a encontrar a partir de la próxima edición y cómo creo que encajan con mis valores, primero, y con los intereses de quienes leéis, después.

También he contado por qué PMM está evolucionando como lo hace, y qué preguntas me hago para saber cómo llegar a donde quiero llegar. Creo que la transparencia es importante así que te dejo los enlaces en la postdata, por si quieres leer.

Ahora hablemos por primera vez en PMM de lo mucho que mola una marca... de un negocio físico:

Logo de Sputnik Librería Café y la personalidad de un negocio físico que mola en 360
Logo de Sputnik Librería Café y la personalidad de un negocio físico que mola en 360

El tema:

Sputnik es una librería café de León que lleva abierta desde 2017 y que aprovecha su naturaleza analógica como pocos negocios físicos: puliendo todos los detalles de la experiencia que supone visitarla.

Por qué mola:

Sputnik Librería Café nació como apuesta híbrida con una marca de moda llamada La Mona. Compartían local y se complementaban en público, valores y discurso, pero hace un tiempo que Bea y Raúl, los libreros, navegan solos.

Verás, uno puede concebir una librería o una cafetería (o una librería-cafetería). Pensará qué café tener, cómo ambientar el espacio, qué libros vender.

Pensará también cómo conseguir que los paseantes se animen a entrar y empiecen a hacer de ese espacio el escenario en que vivir sus historias. Pensará cuántos meses tiene de margen para que la cosa empiece a ser rentable: hay un crédito que pagar.

Cuando crearon Sputnik, Bea y Raúl tenían en mente algo más: Sputnik es un espacio en el que facilitar que la cultura "tenga lugar".

Y para eso no puedes vender solo vinilos, buenos tés y buen café. Para eso tienes que seleccionar con mucho mimo los libros: la personalidad de una librería es poco más que la suma de las personalidades de los libros que en ella puedes comprar.

Así, la selección editorial de Sputnik es... bueno, una delicia. Cuidan con un mimo fantástico las varias decenas de temáticas que encuentras en sus estanterías y apuestan fervientemente por editoriales pequeñas y proyectos independientes.

Difícil encontrar una mera muestra de bestsellers. Fácil abandonarse al capricho de encontrar un tesoro nuevo cuando ni siquiera sabes bien qué estás buscando.

Y aquí está la diferencia, su particularidad: Si aún vives la experiencia de comprar un libro como un descubrimiento en lugar de hacer clic en el botón amarillo anaranjado de "comprar en 1 clic" de una famosa app... Sputnik es el lugar.

Recomendaciones de librero y campaña book-crush

Uno puede comprar una chocolatina en un supermercado, en una feria de dulces y hasta en una gasolinera, si me apuras.

En ninguno de esos tres casos está comprando la misma chocolatina, por más que sea la misma marca y el mismo formato. A veces ni siquiera será la misma persona: son experiencias de compra distintas de públicos distintos.

Con los libros, pasa lo mismo.

Sputnik es un lugar de culto al libro, a la música, y hasta al activismo si se quiere. Un lugar de disfrute del refugio de leer, de aprender, de conformarse. Y han mimado tanto las ideas asociadas a habitar su espacio, que no tienen rival.

Directamente no hay otro lugar en toda la ciudad que se aproxime ni de lejos a su concepto, a la experiencia que puedes vivir perdiéndote ahí dentro, especialmente en las frías tardes de otoño y de invierno.

Fotografía de una presentación y estantería lateral de Sputnik

Para molar tú:

Te he mencionado los nombres de Bea y Raúl no porque imagine que algún día te vas a pasar por León y los vas a saludar por el nombre (¡ojalá! y, por cierto, ¿desde dónde me lees?), sino porque aunque se trate de una marca comercial, tiene mucho de personal.

Y esto es una clave muy evidente que se olvida con frecuencia en marketing, comunicación, diseño... lo que quieras: uno no puede salirse de sí mismo. Tampoco las marcas de PYMES.

La oferta cultural, los eventos, los libros que tienen en Sputnik son reflejo (o reacción) de ellos mismos. Como el acento de ese dependiente que lleva en tu ciudad treinta años y se resiste a perder: es parte también del acontecimiento de comprar.

Y eso, ¿qué tiene que ver más allá de lo evidente, el diseño de la experiencia de vivir Sputnik? Pues que en lo digital, también se va a notar. Y hasta puede (y debe) ser un punto diferencial:

¿Cómo haces que un negocio físico cerrado por vacaciones siga presente para su público? Esa gente que te conoce y te sigue, que ya tiene un hábito y va siempre el mismo día a la misma hora para sentarse en la misma mesa.

Pues a esa gente, que seguramente hasta conoces por el nombre, le cuentas qué hay de libros, café y vinilos en tu viaje.

Conoces la cabaña de Heidegger. Visitas un par de librerías chulísimas en Lyon y en Estrasburgo. Y lo cuentas, porque Sputnik Librería Café es esencialmente la gente que la conforma, como tantas pequeñas marcas.

Pero este contenido no es solo útil para quien ya te conoce. También es relevante para quien no sabe quién eres. Porque manda un mensaje claro, destilando su propio tono y calidez:

👉 ¿Todavía no sabes qué es Sputnik?
Es ver con ojos de librero el mundo, estés donde estés.

🔴 Pregunta Útil

¿Qué vendes realmente? En su versión indirecta: ¿vendes zapatos... o el calzado que llevará un hombre el día de su boda? ¿Corbatas, o la que tu abuelo te enseñará a anudar? ¿Dónde está la historia, qué experiencia quieres contar? Y también, la más difícil: ¿qué hay de ti en lo que vendes?

La Postdata:

La postdata de hoy, cortita. Más abajo verás que hay un pequeño rediseño en la parte final de la newsletter. Forma parte de la evolución de PMM que conté en Twitter y por qué sigue este camino, patrocinios incluidos.

Por supuesto, como siempre, los enlaces:

📍 Si vienes por aquí, te digo de verdad que en Sputnik tienen muy buen café
📸 Su perfil de Instagram, con historias vacacionales incluidas
🌐 Y venden sus libros online. Por si pasas del botón amarillo anaranjado

Nos leemos el próximo miércoles 🖤

👉 ¿Te han enviado esta newsletter?

👉 ¿Quieres presentarme una marca molona?

Puedes hacerlo en el buzón de sugerencias.