#62 - Pivotar de sector con tu marca personal y acabar sacando un sueldo de una membresía 📩

Esta newsletter se publicó originalmente el 17/1/2024

Si en aquella encuesta de hace unos meses sobre qué tipo de contenido os gustaría encontrar aquí hubo una respuesta ganadora, ese fue el relacionado con marcas personales.

Y como vosotros pedís, yo os entrego.

Así que la protagonista de hoy es una creadora que ha conseguido hacer viable económicamente una comunidad online basada en contenido en un nicho tan, tan específico... que no tiene competencia en España.

Con todos ustedes: Chus Naharro de Creando Newsletters 🥁

¡! El tema:

Chus lleva trabajando su marca personal muchos años. De hecho, antes de dedicarse al mundillo newslettero con un enfoque único, trabajaba como jefa de contenidos e imagen de una compañía reconocida en el mundillo SEO.

El de Chus es un caso curioso de evolución desde la cuenta ajena a la propia encontrando un nicho hiperespecífico por el camino (que no premeditadamente).



Básicamente hace unos años decidió abandonar la cuenta ajena y empezar a diseñar su vida.

Mientras cavilaba en qué consistía esto exactamente, y como no podía estarse quieta, decidió hacer una encuesta a colegas que tenían newsletter para conocer cuál era el estado en el mercado hispano.

Ya ves, de una decisión así de inocente nació el Estudio de Newsletters independientes, que va ya por su tercera edición y es un referente absoluto en el mercado.


Nos encanta escuchar las historias de quienes diseñan sus negocios y sus marcas de forma perfecta desde el minuto 1, pero la realidad de la economía de los creadores se parece más al caso de Chus: las cosas se van descubriendo mientras una se descubre a sí misma.



Pero sigamos hablando de ese nicho único, de ese posicionamiento de marca y esa propuesta diferenciadora.

Chus supo ver muy bien un huequito que ha conquistado antes siquiera de que nadie más lo reconociera.

Porque Chus no hace email marketing y marketing automation (no está detrás de las promos de un ecommerce, vaya). Tampoco es redactora publicitaria, aka copywriter.

Chus es... newsletter operator. Y nadie más que ella lo empezó a hacer en España.

¡! Por qué mola:

Un newsletter operator es alguien que se dedica a la estrategia de newsletters, es decir, de boletines de correo electrónico que se envían con una recurrencia dada.

Viniendo del marketing de contenidos, y viendo cómo maduraba el mercado en Estados Unidos, la palanca estaba clara: el email branding (como le gusta llamarlo) era una oportunidad.

Y vaya si lo fue.



Porque los boletines de correo electrónico no son solo un canal de venta, también pueden ser un producto en sí mismo y un pilar en la construcción de marca y de audiencia.

Y así es como se especializó en todo lo que rodea a la newsletter: estrategia, configuración, plataforma, diseño, contenido, crecimiento, monetización… No solo copy y ventas, que es lo que muchos asocian a una lista de email.

Hablando de monetización... aquí van cosas interesantes.

Chus ha conseguido sacar un sueldo de su comunidad de newsletteros. Pero además, es que Chus hace otras cosas.

¡! Para molar tú:

Te he comentado que de una inocente encuesta nació el Estudio de Newsletters. Oro puro para los que trabajamos este formato, la verdad.

Y también te he dicho que Chus fue haciendo, y de la que hacía, descubría su propio nicho.

Esto tiene una cara B: trabajar con estrategia es más complicado cuando se hacen las cosas de esta manera.

Y es que en ese primer estudio Chus olvidó algo fundamental si quieres sobrevivir como creador ahí fuera:

No pidió el email a cambio de que los usuarios pudieran consultar su contenido.

Básicamente, lo dejó en abierto. Y se quedó sin leads.

Cierto, eso le dio exposición en otros sectores (periodistas, emprendedores, creadores...) pero hubiera sido mucho más fácil empezar a monetizar si ya hubiera conseguido esa pequeña lista de emails.


En cualquier caso, seguimos hablando de pasta.

La comunidad le da, ahora mismo, 1.363€ al mes (adoro a la gente que se anima a compartir números, y más si son mujeres, que parece que nos cuesta un poco más).

Pero también hace auditorías. Y prepara estrategias de crecimiento para sus clientes. Y revisa la coherencia entre el propósito de la newsletter, del creador y su propio contenido.

De hecho, fue gracias a ese primer estudio que empezó a ofrecer servicios de consultoría y auditorías. Escuchando y preguntando, de forma muy fluida, casi sin darse cuenta, tenía lista su estructura de servicios.


Ahora, lo de tener una comunidad online es un tema. No solo porque una comunidad (no una audiencia de seguidores o suscritos, una comunidad) requiere dinamización, sino porque si además parte de tu membresía se basa en contenido...

Hay que hacer mucho contenido. Y eso lleva mucho tiempo.

Chus lo tiene muy bien montado. Esta es su estructura:



Fuente de adquisición: el estudio, edición tras edición, y sobre todo su podcast gratuito, Escuchando Newsletters. Una fuente puntual y otra a medio y largo plazo 👌

➜ De ahí, la gente llega, obviamente, a la newsletter de newsletters. El público entra, por tanto, en el proyecto Creando Newsletters 📩

➜ Y de ahí tienen la opción de aprender gratuitamente, formar parte de la comunidad con contenido exclusivo y un podcast privado gestionado a través de Mumbler... o de contratar directamente a Chus 💸


Ocurre algo curioso con las comunidades online: la propia calidad de la comunidad, es decir, la percepción del servicio que se ofrece, depende de alcanzar un número mínimo viable de gente dentro de la comunidad misma.

Cuando tienes una comunidad de +150 miembros con un nivel de participación interesante, como tiene Chus, siempre hay una oportunidad de encontrar algo interesante.

Pero antes de cerrar, un consejito:

No caigamos en el sesgo del superviviente: si te planteas esto de crear una comunidad con una membresía basada también en contenido, ten muy clara una cosa: levantarla lleva tiempo.



Chus tardó más de un año en convertir a Creando Newsletters en el proyecto que es. Y me atrevería a decir que su recorrido ha sido rápido.

Pero si ha llegado hasta ahí ha sido porque ha disfrutado muchísimo del camino cuando este no compensaba económicamente por sí mismo.

Si quieres montar algo así, pregúntate: ¿estás dispuesto a pagar el precio del durante?



🔴 Pregunta Útil

Para preparar esta edición le pasé a Chus unas preguntas. Me ha gustado mucho la respuesta a esta:



➜ ¿Qué tácticas has utilizado para hacer crecer tu audiencia, además de apalancarte en un medio más o menos evergreen como es el podcast y en la audiencia de redes sociales como Twitter?

El crecimiento ha sido muy orgánico. Me han invitado a muchos podcasts y la visibilidad del Estudio me ha traído muchos suscriptores de calidad.

Por mencionar un par de tácticas que me han funcionado bien y en las que quiero profundizar este año:

1. Lanzar un sistema de referidos con unas recompensas de interés para mi público objetivo

2. Colaboraciones con otros creadores que tienen audiencia similar a la mía

Básicamente: ir donde se encuentra la gente que ya está dispuesta a escuchar tu mensaje 😉

La Postdata:

También le pregunté cómo veía el futuro del sector newsletteril en España. Sus hot takes:

Muchos creadores se quedarán por el camino.
Cada vez más newsletters se concebirán como negocio, como productos en sí mismas
El sector irá madurando y consolidándose. Quizá a medio plazo empecemos a ver las primeras ventas de newsletters


Ahí es nada.



Por cierto, si quieres saber de Chus (y si tienes una newsletter o te planteas tenerla, deberías):

🌐 Su página web personal, donde puedes suscribirte a su newsletter

📩 Creando Newsletters, la academia de newsletteros

🎤 Su podcast

🔍 Y el último Estudio de Newsletters

Nos vemos el miércoles que viene 🖤

👉 ¿Te han enviado esta newsletter?

👉 ¿Quieres presentarme una marca molona?

Puedes hacerlo en el buzón de sugerencias.